Políticas de sostenibilidad de la vivienda

Las políticas de vivienda social han representado la respuesta más practicada al problema “vivienda” en el siglo XX, con un aumento exponencial de las intervenciones -y de las inversiones-.

En particular de España, donde la vivienda social ha sido parte fundamental del desarrollo del pensamiento y del “hacer” arquitectura. No obstante, el panorama actual se caracteriza por una falta de coherencia en acciones enfocadas hacia la vivienda social, ya no en su construcción sino en la gestión del patrimonio ya existente y que se está destruyendo.

La cuestión de la “vivienda social” está directamente relacionada con la mejora de las condiciones de vida de la población con menores recursos y se pone como elemento fundamental para el Desarrollo Sostenible en el ámbito social.

En este momento es una contradicción la carencia de políticas sociales de frenado del impacto de los desahucios, y de pérdida de patrimonio de las familias más desprotegidas, así como el relanzamiento de un sector con fuerte arraigo y potencial económico para hacernos salir de la crisis.

Como prioridad de acción política podíamos citar:

–          Asegurar un financiamiento viable y sostenible para los hogares.

–          La combinación de inversiones públicas y privadas en sector de la recapitalización de las hipotecas;

–          La desgravación de los impuestos de transmisión patrimonial en las operaciones de permuta, compra -venta